Tarta mousse de limón

¡Me encantan las tartas de limón!. Sobre todo después de una comida copiosa porque no son pesadas y no empalagan.

La hice el fin de semana pasado que vinieron mis suegros y ¡nos encantó!. Es muy suave y la verdad es que me comí dos trozos sin darme cuenta.

Aunque veáis bastantes pasos en la receta, no es complicada. Lo importante es que cuando mezclemos la crema de yemas con la nata y con las claras montadas, lo hagamos con cuidado, despacio y con movimientos envolventes de abajo hacia arriba. Así conseguiremos la textura de «mousse» que queremos.

En cuanto a la cantidad de zumo de limón a echar, con 80 gr. para mí ha quedado en su punto, pero si os gusta con más sabor podéis añadir 20 gr. más; y al contrario, si os gusta con menos sabor, con 50 o 60 gr. será suficiente.

¡Espero que os guste!.

 

  • Ingredientes: (para 8 raciones)

* Para la base:

– 250 gr. de galletas Yayitas de Lu

– 80 gr. de mantequilla

* Para la mousse de limón:

– 6 hojas de gelatina

– 150 gr. de azúcar

– la piel de 1 limón, sin nada de parte blanca

– 250 gr. de nata para montar, con 35% m.g., muy fría

– 80 gr. de zumo de limón (más 1 cucharada para la cobertura)

– 3 huevos (separamos las yemas de las claras)

– 1 pizca de sal

* Para decorar:

– 4 cucharadas de mermelada de melocotón o albaricoque

– sirope de caramelo

– 1 rodaja fina de limón

 

  • Preparación:

1.- Preparamos un molde desmoldable de 23 o 24 cm. de diámetro. Si es metálico, lo forramos con papel film.

2.- En un bol con agua fría, ponemos a hidratar las hojas de gelatina (mínimo 5 minutos).

3.- En el vaso bien limpio y seco, echamos el azúcar, la piel de limón y programamos 30 segundos, a velocidad progresiva 5-7-10. Retiramos a un bol y reservamos.

4.- Colocamos la mariposa en las cuchillas, vertemos la nata (tiene que estar muy fría) y programamos a velocidad 3½, sin tiempo, hasta que esté montada. Vigilaremos a través del bocal para que no se pase y se convierta en mantequilla. Lo retiramos a un bol y reservamos en el frigorífico.

5.- Sin lavar el vaso, echamos las galletas y programamos 10 segundos, a velocidad progresiva 5-7.

Añadimos la mantequilla y programamos 2 minutos, temperatura 37º y velocidad 4. Con esta mezcla cubrimos el fondo del molde, presionando con el cubilete para que quede lo más igualado por toda la base. Reservamos en el frigorífico o en el congelador.

Con papel de cocina eliminamos los restos de galletas del vaso y la tapa.

6.- Echamos el zumo de limón en un bol y lo calentamos en el microondas o en la Thermomix, programando 3 minutos, temperatura 100º y velocidad 1.

Añadimos las hojas de gelatina hidratadas y bien escurridas. Removemos un poco para que se disuelva bien y reservamos.

7.- Colocamos la mariposa en las cuchillas, echamos el azúcar reservado y las yemas de huevo. Programamos 5 minutos, temperatura 80º y velocidad 3½.

Incorporamos la gelatina disuelta con el zumo de limón y mezclamos durante 10 segundos a velocidad 3½.  Reservamos en un bol y dejamos que enfríe.

Lavamos y secamos bien el vaso y la mariposa para montar las claras.

8.- Colocamos la mariposa en las cuchillas, añadimos las claras, la sal y 4 gotas de zumo de limón.

Programamos 7 minutos, velocidad 3½. Pasados los 2 primeros minutos, quitamos el cubilete para que las entre aire y monten mejor.

9.- Mientras montamos las claras, mezclamos la crema de yemas con la nata montada. Lo hacemos despacio con movimientos envolventes de abajo hacia arriba.

10.- A esta mezcla, le incorporamos la mitad de las claras montadas y, como hemos hecho antes, mezclamos con movimientos suaves de abajo hacia arriba. Seguidamente, hacemos lo mismo con la otra mitad de las claras montadas.

Vertemos esta mezcla en el molde reservado, sobre la base de galletas y dejamos que repose en el frigorífico, un mínimo de 4 horas.

11.- ½ hora antes de servirla, calentamos en el microondas las 4 cucharadas de mermelada con 1 cucharada de zumo de limón y lo colamos.

Cubrimos la superficie de la tarta ya cuajada y desmoldamos.

Podemos decorarla con una rodaja de limón en el centro y unas tiras de sirope de caramelo. Reservamos en el frigorífico hasta el momento de ¡disfrutarla!.

  • Fuente: Ana Pineda Reyes.
Comparte ahora en ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

100 Comentarios

  • Eva

    Hola, mi duda es la siguiente, !nobtengo mata para montar, t ti nata para cocinar o ya montada, podría hacerla con una de estas dos? Es que no puedo salir de casa porque tengo al bebé durmi nos y hoy es el uno le de mi marido y este tipo de tartas le encanta!por favor si me pudieras contestar hoy te lo agradecería mucho!

    Contestar
  • M.Carmen

    Hola Elena, esta tarta, una vez terminada (con la cobertura tb.) , se puede congelar? Muchas gracias!

    Contestar
  • Moisés

    Buenas tardes!! a la hora de calentar la mermelada y el zumo de limón… que te refieres con colarlo??

    Contestar
  • Paula

    Hola Elena. Esta vez he fallado, también me ha quedado con grumos la crema de yemas con gelatina. Es como si hubiera empezado a solidificar antes de tiempo y al mezclarlo con la nata no queda bien integrado. No sé que habré hecho mal. Aún así seguro que está rica de sabor. Muchas gracias por tus recetas, eres una crack!!

    Contestar

Deja un Comentario