Pizza integral con tomate, mozzarella y albahaca

Casi todos los sábados cenamos pizza y ayer, cómo no, también. Pero esta vez en vez de hacer la masa típica la he hecho integral (para cuidarnos un poco aunque a las niñas se las hice normales) y ¡nos ha gustado mucho!.

Me encantan los sábados porque preparas la cena sin prisa, sin pensar en el madrugón del día siguiente, no hay cole, …, y ya tenemos por costumbre hacer unas pizzas y comerlas mientras vemos una película.

A quien más las gusta hacerlas es a las niñas porque lo de amasar, como dicen ellas: «mola». Ellas se hacen sus propias pizzas minis con distintas formas, como la cabeza de Micky Mousse y ¡quedan preciosas!.

Las he hecho con queso mozzarella, tomate, anchoas, champiñones y albahaca, pero también quedan muy ricas con calabacín, pimiento, pavo, jamón york, …

Dentro de poco pondré recetas de masas para pizzas normales, pero me apetecía empezar con ésta integral, tal vez porque se acerca el verano y hay que cuidarse.

¡Espero que os guste!.

 

  • Ingredientes: (para 3 pizzas medianas)

* Para la masa:

– 200 gr. de agua

– 50 gr. de aceite de oliva

– 20 gr. de levadura prensada fresca de panadería o 1 sobre de levadura seca de panadería

– 370 gr. de harina integral

– 1 cucharadita de sal

* Para el relleno:

– salsa de tomate casera o 1 bote de salsa de tomate casera Orlando

– 3 tomates cortados en rodajas finas

– 300 gr. de queso mozzarella, en lonchas

– 1 lata de anchoas

– 1 lata de champiñones laminados

– 2 cucharaditas de orégano

– hojas de albahaca

 

  • Preparación:

Vertemos el agua, el aceite y la levadura en el vaso de la Thermomix. Programamos 30 segundos, temperatura 37º y velocidad 2.

Incorporamos la harina integral y la sal. Programamos 1 minuto, vaso cerrado y velocidad espiga (la cantidad de harina puede variar según la marca; para saber si ha quedado bien, la masa tiene que despegarse del vaso con facilidad y al sacarla, el vaso tiene que quedar limpio).

Retiramos la masa del vaso, hacemos una bola (con las manos engrasadas con un poco de aceite) y la metemos en una bolsa para congelar. Dejamos que repose durante ¾ hora, en un sitio libre de corrientes y a temperatura ambiente (por ejemplo, dentro de el microondas).

Precalentamos el horno a 220º.

Enharinamos la superficie donde vamos a extender la masa.

Sacamos la masa de la bolsa, la dividimos en tres partes iguales y las estiramos con ayuda de un rodillo hasta que queden muy finas y con forma redonda.

Untamos la bandeja con un poco de aceite, colocamos una de las masas encima y cortamos los bordes de la masa con un cuchillo, justo por el borde de la bandeja.

Echamos 3 o 4 cucharadas de tomate y lo extendemos con una cuchara. Encima colocamos unas rodajas de queso mozzarella, de tomate natural y anchoas. Espolvoreamos un poco de orégano y horneamos durante 20-25 minutos, a 220º.

Hacemos otra exactamente igual pero sustituimos las anchoas por champiñones laminados. Y la tercera podemos hacerla mezclando anchoas y champiñones o podemos hacerla con rodajas de calabacín, trozos de pimiento rojo y trocitos de pavo o jamón de york.

Cuando sacamos las pizzas del horno, las adornamos con unas hojas de albahaca.

  • Fuente: Libro «Cuida tu salud con Thermomix».
Comparte ahora en ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

25 Comentarios

Deja un Comentario