Tarta de San Prudencio

Hoy, 28 de abril, se celebra la festividad de San Prudencio, patrón de Álava, y la tarta típica de estos días es esta «Tarta de San Prudencio».

Es una tarta sencilla, consisten en un bizcocho genovés abierto por la mitad, mojado con crema de orujo y relleno y cubierto de nata montada y crema de trufa. En fin …, que como podéis ver es una tarta espectacular; lo único que tenéis que tener en cuenta es que la crema de trufa hay que prepararla el día anterior para que esté bien fría antes de montarla.

¡Espero que os guste!.

  • Ingredientes: (para 10 raciones)

* Para la crema de trufa:

– 500 gr. de nata líquida para montar, con 35% m.g.

– 60 gr. de azúcar

– 100 gr. de chocolate fondant troceado

* Para el bizcocho genovés:

– 4 huevos

– 120 gr. de azúcar

– 1 cucharadita de azúcar vainillado

– 120 gr. de harina de repostería

– 1 pellizco de sal

* Para la nata montada:

– 500 gr. de nata líquida para montar, con 35% m.g., muy fría

– 40 gr. de queso Philadelphia

– 80 gr. de azúcar glas

* Para el montaje:

– 100 gr. de crema de orujo

– 1-2 cucharadas de cacao puro en polvo

  • Preparación:

1.- Crema de trufa:

Ponemos la nata y el azúcar en el vaso de la Thermomix. Programamos 6 minutos, temperatura 90º y velocidad 2.

Añadimos el chocolate y mezclamos durante 40 segundos, a velocidad 3 o hasta que el chocolate esté fundido.

Vertemos en un bol, dejamos enfriar y reservamos en el frigorífico durante un mínimo de 12 horas.

2.- Bizcocho genovés:

Precalentamos el horno a 180º. Untamos con mantequilla un molde desmoldable de 23-24 cm. de diámetro y reservamos.

En el vaso limpio, colocamos la mariposa en las cuchillas y echamos los huevos, el azúcar y el azúcar vainillado. Programamos 6 minutos, temperatura 37º y velocidad 4. Seguidamente, programamos otros 6 minutos, a velocidad 4 (sin programar temperatura).

Añadimos la harina y la sal, alrededor de la mariposa. Mezclamos durante 4 segundos, a velocidad 3.

Retiramos la mariposa de las cuchillas y, con la espátula, terminamos de envolver la mezcla con cuidado, mediante movimientos envolventes.

Vertemos en el molde reservado y horneamos durante 25 minutos, a 180º. Retiramos del horno y dejamos enfriar.

3.- Nata montada:

Lavamos y secamos el vaso y la mariposa.

Colocamos la mariposa en las cuchillas, vertemos la nata, el queso Philadelphia y el azúcar glas en el vaso. Programamos a velocidad 3½, sin programar tiempo, hasta que la nata esté montada. Vertemos en un bol y reservamos en el frigorífico.

4.- Montaje:

Sin lavar el vaso y con la mariposa en las cuchillas, vertemos al crema de trufa reservada en el frigorífico y programamos a velocidad 3½, sin programar tiempo, hasta que la trufa esté montada. Vertemos en un bol y reservamos en el frigorífico.

Cortamos el bizcocho por la mitad, en dos discos.

Colocamos uno de los discos en el plato donde vayamos a montar la tarta, lo mojamos ligeramente con la crema de orujo y vertemos encima la nata montada, que alisaremos con una espátula.

Colocamos el otro disco de bizcocho encima de la nata, lo mojamos con crema de orujo e introducimos en el congelador durante 15-20 minutos.

Sacamos la tarta del congelador y echamos encima la crema de trufa. La alisamos con una espátula y espolvoreamos con el cacao puro en polvo.

Reservamos en el frigorífico durante un mínimo de 2 horas.

Cortamos en porciones y servimos.

  • Fuente: Receta de Gloria González Molina.
Comparte ahora en ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

23 Comentarios

Deja un Comentario