Focaccia dulce de manzanas

Focaccia dulce de manzanas, con Thermomix

¡Qué bueno el desayuno de hoy! 

Hoy he madrugado para preparar esta «focaccia dulce de manzanas» y tomarla recién hecha en el desayuno, luego hemos hecho una buena ruta en bici. Aunque ya no estará caliente, nos ha sobrado bastante y también será el desayuno de algún día más de esta próxima semana (sigue estando muy rica).

Es un pan dulce, esponjoso y la manzana le aporta un sabor buenísimo.

Es importante que cuando ponemos la masa en el bol, dejemos que doble su volumen. El tiempo depende de la temperatura ambiente y por eso puede variar mucho. La próxima vez que haga esta receta, creo que voy a añadir un poco de canela molida a la masa o a la manzana, ¡me encanta la manzana con canela!

Vamos a por otra semana intensa de trabajo y siempre cogiendo fuerzas con un buen desayuno.

¡Espero que os guste!

 

Focaccia dulce de manzanas, con Thermomix

 

  • Ingredientes:

– 15 g de levadura prensada fresca o bien 1½ cucharaditas de levadura de panadería deshidratada

– 15 g de miel

– 250 g de leche

– 320 g de harina de fuerza

– 180 g de harina de repostería (y un poco más para espolvorear)

– 20 g de mantequilla en trozos (y un poco más para engrasar el bol y el molde)

– 40 g de azúcar

– 1 cucharadita de sal

– 3 manzanas

– 30 g de zumo de limón

– 3 cucharadas de azúcar moreno

– 20 g de mantequilla en trozos

 

  • Preparación:

En el vaso de la Thermomix ponemos la levadura, la miel y 50 g de leche. Programamos 2 minutos, temperatura 37º y velocidad 2.

Añadimos 200 g de leche, la harina de fuerza, la harina de repostería, 20 g de mantequilla en trozos, el azúcar y la sal. Programamos 3 minutos, función espiga. Retiramos la masa del vaso, formamos una bola y la metemos en un bol engrasado con mantequilla. Cubrimos con film transparente (pincelamos la parte interior con un poco de aceite para que no se pegue la masa al levar) y dejamos reposar hasta que doble su volumen (aprox. 1 hora).

Pelamos, descorazonamos y cortamos las manzanas en gajos. Los ponemos en un bol cubiertos con agua y el zumo de limón.

Colocamos una bandeja de horno en la parte baja del horno y precalentamos el horno a 200º. Engrasamos con mantequilla un molde hondo, desmoldable, de 28 o 30  cm de diámetro y espolvoreamos un poco de harina (damos un golpes al molde para que se reparta bien y lo damos la vuelta para eliminar el exceso de harina).

Ponemos la masa en el molde y, con las yemas de los dedos, la estiramos hasta cubrir toda la superficie. Colocamos los gajos de manzana hundiéndolos parcialmente en la masa, espolvoreamos con el azúcar moreno y distribuimos trocitos de mantequilla (20 g) por encima.

Metemos el molde en el horno sobre la rejilla colocada a media altura, vertemos un vaso de agua en la bandeja inferior del horno y cerramos la puerta inmediatamente para guardar el vapor. Horneamos durante 25-30 minutos, a 200º.

Servimos la focaccia caliente.

 

* Fuente: Vorwerk.

Comparte ahora en ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

2 Comentarios

  • Neli

    Hola Elena:
    Me ha sorprendido mucho esta receta, exquisita combinación del pan dulce con la manzana. En casa ha sido toda un éxito. Gracias 😘😘

    Contestar

Deja un Comentario