Doowaps caseros

¿A vuestros niños les gustan los «Doowaps»? A las mías les encantan pero como no me gusta comprar bollería industrial, ayer me animé a preparar estos deliciosos «Doowaps caseros». ¿Qué os parecen?

Han quedado riquísimos, el bollo está muy tierno y en el desayuno casi han volado todos, jajaja.

Como en casi todas las masas, el tiempo de reposo para que leven es muy importante. No hay un tiempo fijo, ya que depende de la temperatura ambiente; cuanto más calor, antes sube. Os recomiendo abrigar el vaso de la Thermomix con una manta para que la masa tenga calor y una vez les damos la forma, dejarlos reposar dentro del horno apagado, pero previamente precalentado a 50º.

¡Espero que os gusten!

 

Doowaps caseros, con Thermomix

 

  • Ingredientes: (para 8 unidades)

– 110 g de leche entera a temperatura ambiente

– 15 g de levadura prensada fresca de panadería

– 30 g de mantequilla

– 1 cucharada de vainilla líquida

– 1 yema de huevo

– 40 g de azúcar

– 250 g de harina de fuerza

– 1 pizca de sal

– 60 g de pepitas de chocolate

– 1 huevo batido para pincelar

 

  • Preparación:

Colocamos un bol sobre la tapa del vaso y pulsamos la función balanza. Echamos las pepitas de chocolate hasta que pesen 40 g (las utilizaremos para poner dentro de la masa). Retiramos y ponemos otro bol sobre la tapa del vaso, pulsamos la función balanza y echamos de nuevo pepitas de chocolate hasta que pesen 20 g (las utilizaremos para poner sobre la masa, a modo de decoración). En el bol donde tenemos los 40 g de pepitas de chocolate espolvoreamos un poco de harina, mezclamos, retiramos el exceso de harina pasándolas por un colador y guardamos los 2 boles con las pepitas en el congelador.

Ponemos la leche y la levadura en el vaso de la Thermomix y programamos 2 minutos, temperatura 37º y velocidad 3.

Añadimos la mantequilla, la vainilla, la yema de huevo, el azúcar, la harina de fuerza y la sal. Programamos 4 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga.

Dejamos que doble su volumen dentro del vaso durante 1 hora y media o 2 horas (os recomiendo abrigar la máquina con una manta para que la masa tenga calor).

Sacamos los boles con las pepitas de chocolate del congelador.

Retiramos la masa del vaso, formamos una bola y la cortamos en 8 porciones de unos 65-70 g cada una.

Repartimos las pepitas de chocolate que tienen harina entre las 8 porciones, amasamos ligeramente y damos forma de bola. Las colocamos en dos bandejas de horno forradas con papel de hornear, bien separadas entre sí. Decoramos con el resto de las pepitas de chocolate (los 20 g reservados).

Dejamos que reposen en un lugar cálido, libre de corrientes, hasta que doble su volumen (por ej. dentro del horno apagado, pero precalentado a 50º).

Precalentamos el horno a 180º.

Una vez hayan doblado su volumen, pincelamos los bollos con huevo batido.

Horneamos durante 10-12 minutos, a 180º.

Retiramos del horno y dejamos que enfríen completamente sobre una rejilla.

Si no vamos a comerlos en el día, para que se conserven tiernos tenemos que guardarlos, una vez estén completamente fríos, en una recipiente hermético o en un bolsa bien cerrada.

 

* Fuente: «Cocinando sabores«.

Comparte ahora en ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

45 Comentarios

  • Mamen

    Hola. Ya los he formado, pero no me levan. Cuanto tiempo hay q dejarlos levar?

    Contestar
    • Elena

      Hasta que leven. Prueba metiéndolos en el horno a 50º.

      Contestar

Deja un Comentario