Brioche portugués

Brioche portugués, con Thermomix

Aprovechando esta bajada de temperaturas tan fuerte, tengo el horno a tope.

Para desayunar he preparado este «Brioche portugués» que está delicioso. Ha costado dejar de ir cogiendo trocitos y no terminar con él en un momento, jijiji.

Como en la cocina hace bastante calor, la masa ha levado muchísimo y ha quedado muy, muy alto y esponjoso.

Ya sé que cuesta encender el horno cuando hace calor, pero la verdad, es que es cuando las masas que tienen que levar mejor quedan. El molde es de 25 cm. de diámetro y después del horneado, la altura del brioche es de 12 cm., ¡espectacular! Este bollo lo hago en muchas ocasiones y en invierno os aseguro que no me ha crecido tanto, jijiji. Además de la temperatura, es muy importante que la levadura sea muy reciente, no caducada (la fecha de caducidad suele ser de pocos días) por supuesto, o que esté a punto de caducar.

¡Espero que os guste!

Brioche portugués, con Thermomix

 

Brioche portugués, con Thermomix

 

  • Ingredientes:

– 170 g. de azúcar (y un poco más para espolvorear)

– 120 g. de leche

– 3 huevos (y uno más para pincelar el brioche)

– 25 g. (1 cubito) de levadura prensada fresca de panadería

– 500 g. de harina de fuerza

– 90 g. de mantequilla a temperatura ambiente

– ½ cucharadita de sal

– 6 cerezas confitadas

 

  • Preparación:

En el vaso de la Thermomix ponemos el azúcar y programamos 15 segundos, a velocidad progresiva 5-7-10.

Añadimos la leche y los huevos. Programamos 2 minutos, temperatura 40º y velocidad 2½.

Agregamos la levadura en trocitos y programamos 15 segundos, a velocidad 2½.

Incorporamos la harina y programamos 4 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga.

Añadimos la mantequilla en trocitos y la sal. Amasamos durante 5 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga.

Dejamos reposar dentro del vaso hasta que doble su volumen o la masa se salga por el bocal (para que leve antes podemos abrigar el vaso con una manta).

Retiramos la masa del vaso y la ponemos sobre una superficie enharinada (si la masa está muy pegajosa, espolvoreamos un poco de harina de fuerza), amasamos ligeramente y la cortamos en 7 porciones: 6 del mismo peso o similar y una más grande que irá en el centro.

En un molde desmoldable de 25-26 cm. de diámetro, colocamos papel de hornear en la base y en las paredes del molde. Hacemos bolas con los trozos de masa, colocamos la grande en el centro y el resto alrededor, separadas un poco entre sí.

Dejamos que doblen su volumen, en un lugar cálido, libre de corrientes de aire.

Precalentamos el horno a 180º.

Cuando haya doblado su volumen, pincelamos el brioche con huevo batido (o con leche o con un poco de mantequilla fundida). Espolvoreamos un poco de azúcar por encima y colocamos las cerezas en las uniones de las bolas pequeñas con la grande.

Horneamos durante 35-40 minutos, a 180º (o hasta que al pincharlo con un palillo, éste salga limpio). Pasados los 10 primeros minutos, lo tapamos con papel de aluminio para que no se queme la parte de arriba.

Retiramos del horno, dejamos templar, desmoldamos con cuidado y ponemos sobre una rejilla hasta que enfríe completamente.

Partimos en porciones y servimos.

 

* Fuente: receta de Macktub en Mundorecetas.

Comparte ahora en ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

18 Comentarios

Deja un Comentario