Tarta de nata y fresas, para «San Valentín»

¿Qué os parece esta tarta para celebrar el Día de San Valentín? Es una tarta sencilla que la hago en muchas ocasiones especiales, como en celebraciones de cumpleaños o para comidas con amigos. Para este día especial y si queréis darle más romanticismo, podéis hacerla en un molde en forma de corazón (o en un molde redondo y una vez esté completamente frío el bizcocho, recortarlo en forma de corazón).

Es un bizcocho genovés de chocolate (no lleva levadura), relleno de nata con fresas y decorado con nata montada. Esta vez he utilizado un molde desmoldable de 23 cm. de diámetro para que el bizcocho no quedase muy grueso. Si queréis que las capas de bizcocho queden más altas, utilizar un molde de 20 o 21 cm. de diámetro.

¡Espero que os guste y feliz Día de San Valentín!

 

Tarta de nata y fresas, para «San Valentín», con Thermomix

 

  • Ingredientes:

* Para el bizcocho de chocolate:

– 4 huevos, a temperatura ambiente

– 120 g. de azúcar

– 1 cucharadita o 1 sobre de azúcar vainillado

– 80 g. de harina de repostería

– 40 g. de cacao puro en polvo

– 1 pellizco de sal

 

* Para el almíbar:

– 130 g. de azúcar

– 100 g. de agua

– 1 cucharada de zumo de limón

– 2 cucharadas de licor de fresas o de cerezas (opcional)

 

* Para la nata montada:

– 100 g. de azúcar

– 700 g. de nata líquida para montar, 35% m.g., muy fría

– 1 cucharada de queso cremoso

 

* Para la decoración:

– 500 g. de fresas

 

  • Preparación:

1.-  Bizcocho de chocolate:

Precalentamos el horno a 180º y engrasamos un molde desmoldable de 21-23 cm. de diámetro con un poco de mantequilla (en la base ponemos papel vegetal para desmoldarlo mejor).

Colocamos la mariposa en las cuchillas y echamos los huevos, el azúcar y el azúcar vainillado. Programamos 6 minutos, temperatura 37º y velocidad 4.

Seguidamente, programamos 6 minutos, a velocidad 4, sin temperatura.

Añadimos la harina, el cacao y un pellizco de sal. Programamos 4 segundos, a velocidad 3, retiramos la mariposa de las cuchillas y terminamos de mezclarlo con la espátula, mediante movimientos envolventes.

Vertemos esta mezcla en el molde reservado y horneamos durante 25-30 minutos, a 180º.

Mientras se hornea el bizcocho, preparamos el almíbar.

 

2.-  Almíbar:

Podemos hacerlo en la Thermomix, echando el agua, el azúcar y el zumo de limón en el vaso y programamos 7 minutos, temperatura 100º y velocidad 2. Añadimos el licor y mezclamos durante 10 segundos, a velocidad 2 (si queremos que no tenga alcohol, echamos el licor al principio, con el resto de ingredientes).

Si no queremos lavar y secar varias veces el vaso y la tapa, podemos hacerlo al fuego, echando todos los ingredientes del almíbar en un cazo y dejando que hierva durante 5 minutos.

Dejamos enfríar y reservamos.

 

3.-  Nata montada:

En el vaso, bien limpio y seco, echamos el azúcar y la pulverizamos durante 20 segundos, a velocidad progresiva 5-7-10. Reservamos.

Colocamos la mariposa en las cuchillas y vertemos la nata, que tiene que estar muy fría, y el queso cremoso. Programamos a velocidad 3½, sin tiempo, hasta que esté montada (tenemos que ir vigilando por el bocal para que no se pase y se convierta en mantequilla).

Quitamos la mariposa de las cuchillas, añadimos el azúcar glas y mezclamos con la espátula.

Vertemos en un bol y reservamos en el frigorífico hasta el momento de utilizarla.

 

4.-  Montaje:

Abrimos el bizcocho por la mitad, de forma transversal.

Colocamos una parte sobre el plato o fuente donde vayamos a servir la tarta. Con un pincel mojamos el bizcocho con el almíbar reservado.

Lavamos, secamos y troceamos las fresas (reservamos unas cuantas enteras para decorar la tarta). En un bol, echamos la mitad de la nata montada y la mezclamos con las fresas troceadas.

Echamos la nata con las fresas sobre el bizcocho y la extendemos bien por toda la base para que quede a la misma altura y del mismo grosor por todos los lados.

Colocamos la otra mitad del bizcocho encima, presionamos un poquito para quede bien colocado y ajustado. Pincelamos con almíbar por encima para que quede jugoso.

Decoramos con el resto de nata montada, extendiéndola con una espátula (también podemos poner parte de la nata en una manga pastelera para decorar los bordes) y con las fresas reservadas.

Comparte ahora en ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

60 Comentarios

  • Paqui

    Hola Helena, la he hecho varias veces y está riquísima. Me gustaría volverla hacer, pero esta vez también ponerle mermelada de fresa. por ejemplo: bizcocho, mermelada y nata con fresas. mi pregunta es, si la nata al estar en contacto con la mermelada se puede poner mala. gracias

    Contestar
    • Elena

      Queda perfecta.

      Contestar
      • Silvia

        Tengo que llevar la tarta a casa de unos amigos y tardaremos como una hora en llegar a su casa …. la puedo congelar para que no se me estrope por el camino ??
        Un saludo

        Contestar
  • Nury

    Una pregunta, esta es la misma receta que el tronco verdad?

    Contestar
  • Nury

    Si no tengo el licor de fresa, podria hechar una fresa mientras se hace el almibar para que coja sabor?

    Contestar
    • Elena

      Puedes utilizar ron o cualquier otro licor o aroma de vainilla, …

      Contestar
  • eliane

    hola elena me encantas tu
    tartas gracias

    Contestar

Deja un Comentario