Coca de albaricoques

Esta coca es típica de Mallorca y puede ser de albaricoques o de sobrasada. Yo siempre la hago de albaricoques porque es una fruta que nos gusta mucho y con esta masa y el azúcar quedan perfectos.

Es bastante grande y alguna vez que hemos ido a merendar a casa de amigos la he llevado. Siempre ha gustado muchísimo y da para muchas raciones (ocupa toda la bandeja de horno y también es gruesa).

Cuantos más albaricoques echemos mejor, queda más rico y hace que esté más jugosa, pero es importante dejarlos macerar un mínimo de 2 horas, así estarán más dulces y con un ligero toque de canela.

¡Espero que os guste!.

 

  • Ingredientes:

– 400 gr. de albaricoques

Para macerar los albaricoques: 1 cucharada de canela en polvo y 2 cucharadas de azúcar

– 300 gr. de patatas cocidas

– 4 huevos

– 200 gr. de azúcar

– 50 gr. de mantequilla

– 50 gr. de manteca de cerdo

– 1 sobre de levadura seca para panadería

– 500 gr. de harina de fuerza

– azúcar, para espolvorear por encima

  • Preparación:

Primero ponemos a macerar los albaricoques y para ello los pelamos, partimos por la mitad, quitamos el hueso y los echamos en un bol grande. Añadimos una cucharada de canela en polvo y dos cucharadas de azúcar. Mezclamos bien y dejamos que maceren durante un par de horas.

En una cazuela con agua, hervimos las patatas, previamente peladas. Mientras cuecen vamos preparando la coca, porque hay que añadirlas calientes.

Colocamos la mariposa en las cuchillas y echamos los huevos y el azúcar. Programamos 5 minutos, temperatura 37º y velocidad 3½. Pasado este tiempo, volvemos a programar otros 5 minutos, a velocidad 3½, sin temperatura.

Quitamos la mariposa de las cuchillas y añadimos 300 gr. de patatas cocidas calientes, la mantequilla, la manteca de cerdo y el sobre de levadura seca. Programamos 10 segundos, a velocidad 6.

Incorporamos la harina de fuerza y mezclamos durante 20 segundos, a velocidad 6. Seguidamente programamos 3 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga.

Dejamos que repose dentro de vaso hasta que doble su volumen, aproximadamente 2 horas o hasta que la masa se salga por el bocal (tiene que estar en un sitio cálido, yo suelo tapar la Thermomix con una manta o toalla para que la masa suba mejor).

Pasado este tiempo, nos untamos las manos con aceite o con harina para coger la masa y que no se nos pegue. La extendemos sobre el papel de hornear que hemos colocado en la bandeja de horno de modo que quede lo más igualada por todos los lados. Dejamos que repose otros 45 minutos más para que vuelva a subir la masa, dentro del horno apagado para que no tenga corrientes.

Precalentamos el horno a 170º.

Colocamos las mitades de los albaricoques que tenemos macerando sobre la masa, presionando un poco y espolvoreamos con abundante azúcar por toda la masa. Horneamos durante 35-40 minutos, a 170º.

 

* Fuente: «La cocina de Auro«.

Comparte ahora en ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

12 Comentarios

Deja un Comentario