Pastel de piña invertido

¡Qué bueno está este pastel de piña!, da gusto empezar la semana con algo dulce y rico, rico.

Es un bizcocho de piña, cubierto de piña caramelizada y cerezas confitadas. Se llama invertido porque en la base del molde colocamos las rodajas de piña, las cerezas y el azúcar moreno para que se caramelicen y encima echamos la masa. Una vez esté horneado y templado, lo desmoldamos dándolo la vuelta sobre un plato o bandeja, de modo que la piña y las cerezas quedan en la superficie.

Es un pastel muy jugoso, sencillo de ayer, que seguro os gustará. Perfecto para una merienda con amigos.

¡Espero que os guste!.

Pastel de piña invertido

  • Ingredientes:

– 6 rodajas de piña en su jugo, bien escurridas

– 4 huevos grandes (L)

– 250 gr. de azúcar

– 80 gr. de mantequilla (un poco blanda)

– 150 gr. de jugo de piña

– 2 cucharaditas de aroma de vainilla

– 250 gr. de harina con levadura (harina Bizcochona)

– 4 cucharadas de azúcar moreno

– un trozo de mantequilla o margarina para engrasar el molde

– 6 cerezas confitadas o en almíbar

Pastel de piña invertido

  • Preparación:

Precalentamos el horno a 180º. Engrasamos con mantequilla o margarina las paredes y la base de un molde desmoldable de 23 cm. de diámetro.

Espolvoreamos la base y las paredes del molde con el azúcar moreno. Colocamos por toda la base las rodajas de piña y en el centro de cada rodajas y entre ellas, ponemos media cereza confitada. Reservamos.

En el vaso de la Thermomix ponemos los huevos y el azúcar. Programamos 4 minutos, a velocidad 3½.

Añadimos la mantequilla (tiene que estar blanda), el jugo de piña y la vainilla. Programamos 1 minuto, a velocidad 3.

Incorporamos la harina con levadura (o 250 gr. de harina de repostería y 1 cucharada de levadura Royal) y mezclamos durante 10 segundos, a velocidad 3. Terminamos de mezclarlo bien con la espátula, mediante movimientos envolventes.

Con cuidado, vertemos esta mezcla en el molde, sobre las rodajas de piña y las cerezas.

Horneamos durante 40-45 minutos, a 180º (antes de sacarlo, pinchamos con un palillo y cuando salga limpio es que ya está hecho).

Retiramos del horno, esperamos unos minutos para que temple y desmoldamos, dándolo la vuelta sobre un plato o fuente de modo que la piña y las cerezas queden en la parte superior. Dejamos enfriar completamente.

Una vez esté frío, partimos en porciones y servimos.

Pastel de piña invertido

55 comentarios en «Pastel de piña invertido»

  1. El aroma de vainilla donde lo podía encontrar? No se puede sustituir por azúcar avainallado.
    Ya tengo las peras para que se vayan poniendo maduras y las cosas compradas para este finde triunfar con tu tarta de pera y quiero hacer otra y esta tiene una pinta uuuummmm

    Responder
  2. El bizcocho lleva como una hora en el horno y no cuaja. Creo que tu receta tiene un error. En otras recetas he visto que el zumo de piña no va integrado en la masa, sino que emborracha luego el bizcocho.
    No entiendo como dicen los demas comentarios que les ha salido bien.
    Un saludo

    Responder

Deja un comentario