Rolls con fresas

Hoy he llegado del trabajo con ganas de preparar un bollo bien rico para el desayuno de mañana y ésto es lo que ha salido. Son unos «Rolls con fresas» deliciosos.

Por cierto, hay un olor en la cocina irresistible así que creo que ésta va a ser mi cena acompañado de un descafeinado, jejeje.

Como todas las recetas de masas, ésta también es sencilla de hacer, pero ya sabéis que lo que se necesita es tiempo por los levados. Para que la masa quede bien aireada, hay que hacerlo sin prisa y dejar que la masa suba lo suficiente.

La unión con la mermelada, las fresas y el glaseado con queso cremoso queda espectacular.

¡Espero que os guste!

Rolls con fresas

 

Rolls con fresas, en Thermomix

 

  • Ingredientes: (para 8 raciones)

– 45 g de agua

– 85 g de leche

– 1 huevo

– 1 pellizco de sal

– 1 cucharadita de vainilla líquida

– 5 g de levadura prensada fresca

– 25 g de azúcar

– 180 g de harina de fuerza

– 150 g de harina de repostería

– 45 g de mantequilla a temperatura ambiente, en trozos pequeños

– 200-250 g de mermelada de fresa

 

* Para el glaseado:

– 75 g de azúcar

– 60 g de queso cremoso

– 1 cucharadita de vainilla líquida

– 15 g de leche

– 200 g de fresas enteras, en mitades o cuartos

 

  • Preparación:

En el vaso de la Thermomix ponemos el agua, la leche, el huevo, la sal, la vainilla, la levadura y el azúcar. Programamos 2 minutos, temperatura 37º y velocidad 2.

Añadimos las harinas e iniciamos la función amasado, durante 1 minuto.

Incorporamos la mantequilla e iniciamos la función amasado, durante 4 minutos.

Dejamos que la masa repose dentro del vaso (abrigado con una manta) hasta que doble su volumen (aprox. 1 hora y media o 2 horas, en función de la temperatura ambiente). Yo siempre quito la tapa del vaso y lo cubro con papel film transparente.

Engrasamos con mantequilla un molde desmoldable de 20 o 21 cm de diámetro. Reservamos.

Retiramos la masa del vaso sobre una superficie espolvoreada con harina y formamos una bola lisa. Con un rodillo, extendemos la masa dándole forma rectangular (aprox. 40×30 cm), la untamos con la mermelada de fresa y enrollamos por el lado más largo.

Cortamos el rollo en 8 rodajas de 4-5 cm de ancho y las colocamos en el molde preparado, un poco separadas entre sí. Introducimos en el horno apagado, con un bol de agua caliente en la base. Dejamos reposar hasta que doble su volumen (entre 45 y 60 minutos aprox.).

Mientras tanto, lavamos y secamos el vaso y la tapa.

Retiramos el molde y el bol del horno. Precalentamos el horno a 180º y colocamos un lámina de papel de hornear o papel de aluminio en la bandeja de horno.

Colocamos el molde sobre la bandeja forrada con papel de hornear o de aluminio. Horneamos durante 25-30 minutos, a 180º o hasta que estén ligeramente dorados.

Mientras tanto, continuamos con la receta.

 

* Glaseado:

Ponemos el azúcar en el vaso y lo pulverizamos durante 20 segundos, a velocidad 10. Con la espátula, bajamos el azúcar hacia el fondo del vaso.

Añadimos el queso cremoso, la vainilla y la leche. Mezclamos durante 15 segundos, a velocidad 5.

Cuando finalice el tiempo de horneado, retiramos el molde del horno y dejamos templar.

Vertemos el glaseado sobre los rolls, decoramos con las fresas frescas y servimos.

 

* Fuente: Vorwerk.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 4)

Deja un comentario