Croquetas de bacalao

¡Me gustan muchísimo las croquetas de bacalao! y eso que no hace tantos años que las probé por primera vez. Recuerdo que fue en una cervecería que hay en el centro de Madrid y de aperitivo sólo tiene croquetas de bacalao o bacalao rebozado. Es un sitio pequeño pero está a tope de gente y tenemos que tomarlo en la calle.

Desde entonces, siempre que puedo y voy a comer a casa de mis suegros, mi marido y yo nos escapamos a tomar una cañita con croquetas de bacalao.

Ahora, las hago yo en casa cuando nos apetece y siempre nos acordamos de ese sitio. Además, a mis hijas las gustan muchísimo y eso que, cuando eran pequeñas, no podían comer lo que llevase bechamel como croquetas, lasaña, …

Para que queden bien rebozadas y no se abran al freírlas es muy importante que el aceite las cubra completamente y que esté muy caliente cuando las echemos.

¡Espero que os gusten!.

 

  • Ingredientes: (para 40 unidades)

– 300 gr. de bacalao desalado, en migas

– 800 gr. de leche

– 2 dientes de ajo

– 1 ramillete de perejil fresco (sólo las hojas) o 1 cucharada de perejil seco

– 50 gr. de aceite de oliva

– 100 gr. de mantequilla

– 190 gr. de harina de repostería

– ¼ cucharadita de nuez moscada en polvo

– ¼ cucharadita de pimienta blanca molida

– sal

– 4 huevos batidos

– pan rallado

– aceite de oliva, para freir

 

  • Preparación:

En el vaso de la Thermomix, echamos el bacalao y la leche. Programamos 7 minutos, temperatura 100º, giro a la izquierda y velocidad cuchara. Lo colamos para separar el bacalao de la leche. Reservamos.

Echamos los ajos, el perejil y el aceite en el vaso. Programamos 5 segundos, a velocidad 7.

Añadimos la mantequilla y programamos 5 minutos, temperatura varoma y velocidad 1.

Incorporamos la harina y rehogamos durante 3 minutos, temperatura varoma y velocidad 2. Removemos con la espátula para unirlo todo.

Agregamos la leche reservada, la nuez moscada, la pimienta y la sal (½ cucharadita). Mezclamos durante 10 segundos, a velocidad 6.

Añadimos la mitad del bacalao y programamos 5 minutos, temperatura 100 y velocidad 4.

Cuando falte 1 minuto para el final, vamos añadiendo el resto del bacalao por el bocal. Terminamos de mezclarlo con la espátula.

Vertemos esta masa en una fuente humedecida con un poco de agua o directamente en una manga pastelera con boquilla gorda. Reservamos en el frigorífico un mínimo de 8 horas.

Formamos las croquetas y las rebozamos pasándolas por pan rallado-huevo batido-pan rallado.

Las freímos en abundante aceite. Para que no se abran el aceite tiene que cubrirlas y tiene que estar muy caliente cuando las echemos a freir.

Las sacamos a un plato o fuente con papel de cocina para que escurran el aceite sobrante.

  • Nota: para desalar el bacalao tenemos que ponerlo a remojo, en abundante agua fría, durante al menos 24 horas, cambiando el agua 3 o 4 veces como mínimo.
Comparte ahora en ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

113 Comentarios

  • Pepe

    Elena, también a mi mujer le ha salido la masa muy líquida, como bechamel. Va a tratar de arreglarla en la sartén.

    Contestar
  • Cristina

    Elena, me encantan estas croquetas. Siempre las hago con harina integral de espelta y que deliciosas.

    Contestar
  • Nuria

    Puedo substituir el año por un poco de cebolla. Com media cebolla seria suficiente?

    Contestar

Deja un Comentario