Tarta de chocolate Guinness

¡Qué tarta más rica!. La primera vez que la vi me encantó su presencia, pero me sorprendió que uno de sus ingredientes principales fuese «cerveza negra Guinness».

Es un bizcocho húmedo de chocolate y cerveza, con un sabor buenísimo. Creo que si no decimos que lleva cerveza, nadie lo adivinaría. Sólo está muy rico, pero acompañado del frosting de queso es la combinación perfecta. Como dice mi marido, con este bizcocho es necesario el frosting de queso.

Una amiga me preguntó porqué se echa el frosting encima del bizcocho en vez de abrirlo por la mitad y rellenarlo como se hace habitualmente en las tartas. Pues la explicación es porque se presenta como una cerveza negra con su espuma blanca arriba. ¡Me encanta!.

¡Espero que os guste!.

 

  • Ingredientes:

Para el bizcocho:

– 250 gr. de harina de repostería

– 75 gr. de cacao puro en polvo (Valor)

– 400 gr. de azúcar

– 2 ½ cucharaditas de bicarbonato

– 250 ml. de cerveza negra Guinness

– 250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

– 140 gr. de nata líquida para montar (35% m.g.)

– 2 huevos

– 1 cucharadita de vainilla líquida

* Para el frosting de queso:

– 120 gr. de azúcar

– 270 gr. de queso cremoso, tipo Philadelphia

– 300 gr. de nata líquida para montar (35% m.g.), muy fría

  • Preparación:

1.-  Bizcocho:

Precalentamos el horno a 180º y engrasamos un molde desmoldable de 22 o 23 cm. de diámetro. Yo siempre pongo papel vegetal en la base del molde porque así lo desmoldaremos mejor.

En el vaso, echamos la harina, el cacao, el azúcar y el bicarbonato. Mezclamos durante 20 segundos, a velocidad 6. Reservamos en un bol.

Echamos la cerveza y la mantequilla partida en trozos pequeños y a temperatura ambiente. Programamos 4 minutos, temperatura 50º y velocidad 2.

Añadimos la nata, los huevos y la vainilla. Programamos 30 segundos, velocidad 3.

Incorporamos la mezcla de ingredientes secos que tenemos reservada y mezclamos durante 20 segundos, a velocidad 3½. Si no se ha mezclado todo bien, terminamos de hacerlo con la espátula. Queda una masa más líquida que la de otros bizcochos.

Vertemos esta masa en el molde previamente engrasado y horneamos durante 50-60 minutos, a 180º. Antes de sacarlo, lo pinchamos con un palillo y cuando salga limpio es que ya está hecho.

(Mientras se hornea, lavamos y secamos el vaso y tapa de la Thermomix para poder preparar el frosting una vez esté completamente frío el bizcocho)

Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

2.-  Frosting de queso:

En el vaso bien limpio y muy seco, echamos el azúcar normal para hacerla glas. Para ello, programamos 25 segundos, a velocidad progresiva 5-7-10.

Colocamos la mariposa en las cuchillas y echamos el queso y la nata. Programamos a velocidad 3½, sin tiempo hasta que esté montado. Tenemos que vigilar por el bocal para que no se pase. Y es muy importante que tanto la nata como el queso estén muy fríos para que se monte, incluso si el vaso está frío, mucho mejor.

Este frosting lo extendemos sobre el bizcocho frío y reservamos en el frigorífico hasta el momento de servirla.

Tarta de chocolate Guinness - MisThermorecetas

Comparte ahora en ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

96 Comentarios

  • Estela

    Hola!!!
    Soy una pésima cocinera pero hoy me atrevo a hacer esta tarta!
    Podrías decirme para cuántas personas son las medidas? Somos 10 comensales!

    Mil gracias

    Contestar
  • Eva

    Hola, gracias por tu página, es una delicia.
    Este bizcocho me quedo aplastado del centro y cuarteado de los lados. Lo puse 180 unos 55 minutos. Que me recomiendas?

    Contestar

Deja un Comentario