Bizcocho de Cola-Cao

Lo primero que ha dicho mi hija mayor cuando he sacado este bizcocho del horno ha sido: ¡por fin me le has hecho, mami!.

Me encanta probar recetas nuevas y mis hijas protestan porque ellas quieren «bizcocho de chocolate» y dicen que hago de todos menos del que ellas me piden. La verdad es que llevan parte de razón y este fin de semana pasado, hice uno de sus favoritos: «Bizcocho de Cola-Cao». Han estado 3 días desayunando lo mismo y no se han cansado, al revés, ya me han dicho que este domingo tengo que hacer otro igual, jejeje.

Es un bizcocho muy sencillo de hacer y se puede añadir tanto Cola-Cao, como Nesquik. Yo lo he hecho con los dos y queda igual de rico.

Me gusta mucho cómo se hornea porque además de jugoso, queda alto y plano, sin copete, perfecto también para hacer una tarta.

¡Espero que os guste!.

 

  • Ingredientes:

– 200 gr. de Cola-Cao o Nesquik

– 200 gr. de harina de repostería

– 1 sobre de levadura química en polvo

– 4 huevos

– 170 gr. de azúcar

– 150 gr. de mantequilla

– 150 gr. de leche entera

– azúcar glas, para decorar

 

  • Preparación:

Precalentamos el horno a 180º y engrasamos un molde desmoldable de 23 cm. de diámetro con un poco de mantequilla en los laterales y en la base colocamos papel vegetal.

En el vaso de la Thermomix, vertemos el Cola-Cao, la harina y la levadura. Mezclamos durante 15 segundos, a velocidad 5. Reservamos en un bol.

Colocamos la mariposa en las cuchillas y echamos los huevos y el azúcar. Programamos 3 minutos, a velocidad 3½, sin temperatura.

Pasado este tiempo, quitamos el cubilete, colocamos sobre la tapa un bol pequeño, pulsamos la tecla «balanza» y echamos la mantequilla en el bol hasta que pese 150 gr.. La calentamos unos segundos en el microondas para que esté blandita.

Añadimos esta mantequilla al vaso de la Thermomix y programamos 3 minutos, a velocidad 3½, sin temperatura.

Agregamos la leche y programamos 30 segundos, a velocidad 3½.

Agregamos la mezcla reservada de Cola-Cao, harina y levadura. Mezclamos durante 20 segundos, a velocidad 3½. Quitamos la mariposa de las cuchillas y terminamos de mezclarlo con la espátula (tiene que quedar una crema suave y espesa).

Vertemos esta mezcla en el molde reservado y horneamos durante 45-50 minutos (el tiempo depende del horno), a 180º. Antes de sacarlo, pinchamos con un palillo y cuando salga limpio es que ya está hecho.

Dejamos que temple, desmoldamos y colocamos sobre una rejilla.

Cuando esté completamente frío, espolvoreamos azúcar glas por encima.

Comparte ahora en ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

102 Comentarios

Deja un Comentario