Red velvet bundt cake

¡Me encanta este bizcocho!. Tanto por su sabor como por su color, ¡es muy original!.

Es un bizcocho típico en Estados Unidos y además de por su esponjosidad, destaca por ese color rojo tan llamativo. De ahí su nombre: «red velvet» o «terciopelo rojo».

Tiene un sabor a chocolate delicioso y gracias al buttermilk y al aceite queda esponjoso y un poco húmedo. Es muy sencillo de hacer, simplemente hay mezclar por un lado los ingredientes secos y por otro los húmedos, luego los unimos y al horno. La receta es de uno de los blogs que más me gusta: «El Rincón de Bea», hace unos bizcochos maravillosos.

Otra de las cosas que más me gusta de este pastel es el molde en el que lo hago, un molde «Bundt», ¡qué maravilla!. Desmoldan perfectamente, sin que se rompa o pegue el bizcocho a las base o paredes del molde. Me estoy aficionando a ellos y ya tengo tres. La verdad es que una vez pruebas a hacer bizcochos en ellos, es difícil cambiar. Pero no es necesario comprar uno de estos moldes para hacer este bizcocho y queda perfecto en un molde desmoldable de 22 o 23 cm. de diámetro o en un molde de corona.

¡Espero que os guste!.

Red velvet bundt cake

 

  • Ingredientes:

* Para el bizcocho:

– 240 gr. de aceite de oliva suave

– 240 gr. de buttermilk o 240 gr. de leche entera con una cucharada de vinagre o de zumo de limón

– 2 huevos XL

– 2 cucharadas de colorante rojo en gel (yo utilizo el de la marca Wilton)

– 1 cucharadita de vinagre blanco (de manzana)

– 1 cucharadita de extracto o aroma de vainilla

– ½ cucharadita de sal

– 1 cucharadita bicarbonato sódico

– 40 gr. de cacao puro en polvo

– 350 gr. de harina de repostería

– 250 gr. de azúcar

* Para la glasa:

– 100 gr. de azúcar glas

– 3 cucharadas de leche

 

  • Preparación:

1.- Bizcocho:

Precalentamos el horno a 180º y engrasamos un molde Bundt (o un molde desmoldable de 22-23 cm. de diámetro) con mantequilla.

Si no tenemos buttermilk, lo preparamos: sobre la tapa de la Thermomix, colocamos un bol, pulsamos la tecla «balanza» y echamos la leche hasta que pese los 240 gr.. Retiramos y añadimos la cucharada de vinagre o de zumo de limón. Mezclamos y dejamos que repose durante 10 minutos (se quedará con aspecto de leche cortada). Reservamos.

En el vaso de la Thermomix, echamos la sal, el bicarbonato, el cacao puro, la harina y el azúcar. Mezclamos durante 30 segundos, a velocidad 4. Reservamos en un bol o cuenco grande.

En el vaso, ponemos el aceite, el buttermilk, los huevos, el colorante, el vinagre y el aroma de vainilla. Programamos 1 minuto, a velocidad 3½.

Añadimos el resto de ingredientes que hemos mezclado previamente y reservado en un bol o cuenco: la sal, el bicarbonato, el cacao puro, la harina y el azúcar. Programamos 30 segundos, a velocidad 3½.

Terminamos de mezclarlo todo con la espátula, mediante movimientos envolventes.

Vertemos esta mezcla en el molde reservado y horneamos durante 45 minutos, a 180º. Antes de sacarlo del horno, lo pinchamos con un palillo y cuando salga limpio es que ya está listo.

Dejamos reposar durante 10 minutos, desmoldamos sobre una rejilla y dejamos que enfríe completamente.

2.-  Glasa:

Sobre la tapa del vaso de la Thermomix, colocamos un bol, pulsamos la tecla «balanza» y echamos el azúcar glas hasta que pese 100 gr.

Añadimos la leche y mezclamos bien con un varilla hasta que quede una crema líquida.

Vertemos la glasa sobre el bizcocho ya frío y servimos.

Red velvet bundt cake

38 comentarios en «Red velvet bundt cake»

  1. Hola!!! Me encanta tu blog,lo veo a diario y he hecho ya muchas recetas,todas buenísimas!!! Pero con esta tengo una duda,no tengo vinagre de manzana,se puede omitir o sustituir por el normal? Solo me falta eso!!! Ya me dices,muchas grsciassss

    Responder
  2. Hola Elena, podria utilizar esta receta pero para hacerla en tarta? Utilizaria un molde redondo desmontable y el frosting de los cupcakes por ejemplo. Que opinas? Gracias!!

    Responder

Deja un comentario