Galletas de chocolate

Éstas son las galletas favoritas de mis hijas y de mi marido. Las hago bastante a menudo, sobre todo alguna tarde de invierno, que no sales de casa y apetece encender el horno y hacer algo rico con las niñas.

El sábado se quedó a dormir una amiga de mis hijas y el domingo por la mañana nos animamos a hacerlas. Eligieron los cortadores para hacer las formas y ellas solitas las hicieron (mi hija mayor hizo bastantes «setas» porque el lunes llevó un trabajo al cole sobre la recolección de setas y para acompañar también llevó unas cuantas galletas de chocolate en forma de setas).

La receta es muy sencilla pero como explico en más abajo, no os preocupéis cuando abráis la Thermomix y veáis la masa en trocitos, no en un bloque. Hay que amasarla con las manos, que con su calor, hará que la masa se una. Así haremos también antes de hacer las formas (después de sacarla del frigorífico).

¡Espero que os gusten!.

 

  • Ingredientes:

– 150 gr. de azúcar

– 180 gr. de mantequilla blandita

– 240 gr. de harina de repostería

– 50 gr. de cacao puro en polvo (Valor)

– 1 cucharadita de agua

– 1 yema de huevo

 

  • Preparación:

Ponemos el azúcar en el vaso de la Thermomix, y programamos 20 segundos, a velocidad progresiva 5-7-10.

Añadimos la mantequilla, la harina y el cacao. Programamos 25 segundos, a velocidad 4½.

Seguidamente incorporamos la yema de huevo y el agua. Batimos durante otros 25 segundos, a velocidad 4½.

Sacamos la masa del vaso y la ponemos sobre papel film. La masa no estará en un bloque, si no que estará muy desmenuzada pero cuando la echamos sobre el papel film, con las manos la unimos y amasamos hasta que se haga un bloque (con el calor de las manos, se unirá). La envolvemos en el papel film y dejamos reposar en el frigorífico durante ½ hora.

Precalentamos el horno a 170º.

Sacamos la masa del frigorífico y para poder manejarla, os recomiendo coger 1/3 de masa y amasar con las manos. Como está fría, se volverá a desmenuzar, pero con el calor de las manos conseguiremos que se una. Lo colocamos sobre un trozo grande de papel film y con la palma de la mano la aplastamos hasta tener un grosor de ½ centímetro. Pasamos un rodillo por encima para que quede perfecta y lo más igualada por todos los lados.

Damos forma a las galletas y las colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear.

Así hacemos con el resto de masa. Mientras hacemos vamos horneando las galletas, no hace falta que guardemos el resto de masa que queda en el frigorífico.

Metemos las galletas en el horno y dejamos que se hagan durante 12-14 minutos  (el tiempo puede variar en unos minutos en función del horno), a 180º.

Las sacamos, esperamos un par de minutos a que templen y las colocamos sobre una rejilla hasta que terminen de enfriarse por completo.

Comparte ahora en ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

48 Comentarios

  • Marta

    Hola de nuevo Elena,
    Hemos repetido de nuevo las galletas y en esta ocasión han salido fenomenal. Quizá mi error fue poner la mantequilla muy fría.
    Se puede poner menos mantequilla y azúcar en recetas de dulces? Por no privarnos pero no excedernos en calorías estamos intentando mantener la línea, jajaja.

    Gracias, Marta

    Contestar
  • raquel

    Hola! que galletas más ricas!! yo las he hecho con margarina porque mi hijo es alérgico a las proteínas de la leche y quedan también muy ricas…la masa quizás más blandita. ..pero con cuidado mantienen la forma!
    Gracias por todas tus recetas!!

    Contestar
  • Nuria

    Acabo de hacerlas y están buenísimas salvo una cosilla!, Demasiado dulces! Reducir la cantidad de azúcar porque saben más a azúcar que a chocolate!! Ah! Y 12 minutos, si no se endurecen mucho!

    Contestar
  • Hifan

    Hola, acabo de hacer unas poquitos (solo unas poquitos, porque la masa también se me queda demasiado blanda) pero huelen mmm mm… Quería preguntaros… Nosotros en casa usamos mantequilla con omega 3 (porque la peque tiene hipercolesterolemia desde que tenía 2 años, su propio cuerpo lo produce e intentamos hacer cositas en casa lo más sanas posibles y pro amis con esta mantequilla en otras ocasiones para hacer otro tipo de galletas) esta mantequilla de por sí, cuando la sacas de la nevera es blandita, imagino que esto repercute en que al sacas la masa de la nevera para hacer las galletas ya no esté tan dura… Mi pregunta sería, si podría ser posible, una vez hecha la masa y estirada, meterla en el congelador para que se endurezca un poco más, y luego sacarla, cortarla con los cortadores y hornearlas directamente??

    Contestar

Deja un Comentario