Bizcocho de leche condensada

Éste es un bizcocho riquísimo, suave y esponjoso. Es el favorito de mi cuñado David, al que le gusta mojarlo en el café ya que es consistente y no se desmorana al mojarlo.

Es muy sencillo de hacer y acompañado de un buen café está delicioso.

Para que quede alto, os recomiendo hacerlo en un molde desmoldable de 20 cm. de diámetro o en un molde plum-cake de 1 l. de capacidad.

¡Espero que os guste!.

  • Ingredientes:

– 1 bote pequeño de leche condensada (de 370 gr.)

– 4 huevos

– 50 gr. de mantequilla

– 120 gr. de harina Bizcochona (o 120 gr. de harina de repostería y ¾ de un sobre de levadura química en polvo)

– 1 chorrito de aroma de vainilla (opcional)

  • Preparación: 

Precalentamos el horno a 180º y engrasamos con un poco de mantequilla un molde desmoldable de 20 cm. de diámetro o un molde de plum-cake de 1 l. de capacidad (en la base colocamos papel de hornear para desmoldarlo mejor).

Primero pesamos la mantequilla y para ello, colocamos un bol sobre la tapa del vaso (sin el cubilete), pulsamos la tecla «balanza» y echamos la mantequilla en el bol hasta que pese 50 gr.

Calentamos la mantequilla durante unos segundos en el microondas hasta que esté casi derretida. Reservamos.

En el vaso de la Thermomix, vertemos la leche condensada y programamos a velocidad 3, sin tiempo. Por el bocal vamos echando los huevos, de uno en uno dejando 15 segundos entre cada uno para que se integren bien con la leche condensada.

Seguidamente y sin parar la máquina, incorporamos la mantequilla por el bocal y dejamos que todo se mezcle durante 25 segundos más.

Agregamos la harina y programamos 20 segundos, a velocidad 2½.

Echamos un chorrito de vainilla líquida y terminamos de mezclarlo todo con la espátula, mediante movimientos envolventes.

Vertemos esta mezcla en el molde reservado y horneamos durante 35-40 minutos, a 180º (antes de sacarlo, pinchamos con un palillo y cuando salga limpio, es que ya está hecho).

Esperamos a que temple, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Cuando esté completamente frío, espolvoreamos azúcar glas por encima.

Comparte ahora en ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

75 Comentarios

Deja un Comentario