Pan de queso feta y pan de aceitunas

¡Qué panes más ricos!. Son perfectos para acompañar cualquier cena especial (la última vez que los hice fue para una barbacoa y gustaron muchísimo) o podemos cortarlos en rodajas y servir como entrante con un chorrito de aceite de oliva virgen.

Por cierto, hemos estado cenando un par de veces con amigos en «La Tagliatella» en Jávea (es un restaurante italiano) y te ponen un aceite un poco picante para echar sobre trozos de distintas focaccias que está buenísimo. Voy a hacerlo en casa y cuando macere un poco y lo probemos os cuento que tal está.

En cuanto a estos panes son grandes así que dan para bastantes raciones, por eso son perfectos para esas cenas o comidas tan buenas con amigos o familia.

¡Espero que os gusten!.

  • Ingredientes:

– 300 gr. de agua

– 80 gr. de aceite de oliva

– 30 gr. de levadura prensada fresca

– 700 gr. de harina de fuerza

– 1 cucharadita de sal

– 170 gr. de queso feta troceado

– 50 gr. de cebolla

– 50 gr. de aceitunas negras deshuesadas

– 50 gr. de aceitunas verdes deshuesadas

– semillas de sésamo para espolvorear (opcional)

  • Preparación:

En el vaso de la Thermomix, ponemos el agua, el aceite y la levadura. Mezclamos durante 1 minuto y 30 segundos, temperatura 37º y velocidad 2.

Añadimos la harina y la sal. Amasamos durante 3 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga.

Dividimos la masa en 2 partes iguales sobre una superficie enharinada.

Introducimos una de las partes en el vaso de la Thermomix con el queso feta en trozos y programamos 30 segundos, vaso cerrado y velocidad espiga, introduciendo la espátula por el bocal para que se mezcle bien. Volvemos a ponerla sobre la superficie enharinada.

Sin lavar el vaso, echamos la cebolla y la troceamos durante 5 segundos, a velocidad 5.

Añadimos la segunda mitad de la masa y las aceitunas. Programamos 30 segundos, vaso cerrado y velocidad espiga, introduciendo la espátula por el bocal para que se mezclen bien. También la volcamos sobre la superficie enharinada.

Precalentamos el horno a 200º.

A las 2 mitades de la masa, las damos forma de barra y las colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear. Las cubrimos con un paño y dejamos que reposen en un lugar templado hasta que doblen su volumen (20-30 minutos aprox.).

Cuando hayan doblado su volumen, pintamos la superficie con agua y espolvoreamos con algunas semillas de sésamo (opcional).

Horneamos durante 45 minutos, a 200º.

Dejamos que enfríen antes de cortar en rebanadas.

  • Fuente: Libro «Cocino a mi manera».
Comparte ahora en ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

28 Comentarios

  • Silvia

    Hola Elena, ayer hice estos panes y el de aceitunas muy bien pero el de queso se me quedó bastante insípido. Me lo esperaba con un sabor más fuerte a queso.
    Quizás tenga que poner más cantidad de queso para la próxima.

    Pero igualmente gracias por la receta. ¡Era la primera vez que hacía pan!
    Silvia

    Contestar
    • Elena

      ¡Me alegra que te hayan gustado!, el queso feta no es fuerte de sabor, queda muy suave. Un saludo.

      Contestar
  • Fernanda Ferrando

    si pongo todos los ingredientes juntos y hago todo un pan,quedara bien?Gracias

    Contestar
  • Lola

    Excelentes panes!! Los hago cada quince dias. Gracias Elena por tan buenas recetas!
    Un abrazo!

    Contestar
  • Loli

    Hice el de queso feta y está buenísimo. Qué pena que no pueda subir foto

    Contestar

Deja un Comentario