Layer cake de vainilla y dulce de leche

Es viernes, llega el maravilloso fin de semana y toca hacer un postre especial, jejeje. ¿Qué os parece esta tarta?. Os aseguro que está deliciosa.

Me encanta hacer cupcakes (pero eso ya lo sabéis, ¿verdad?) y layer cakes, que son estas tartas que tienen 3 o 4 pisos de bizcocho, ¡qué bonitas quedan!. En este caso, los bizcochos son de vainilla, mojados con almíbar de vainilla y cubiertos con buttercream de dulce de leche.

¡Espero que os guste!.

  • Ingredientes:

* Para los bizcochos:

– 200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

– 200 gr. de azúcar

– una pizca de sal

– las semillas de una vaina de vainilla

– 4 huevos grandes (L)

– 200 gr. de harina con levadura (Bizcochona)

* Para el almíbar:

– 150 gr. de agua

– 150 gr. de azúcar

– la vaina de vainilla raspada

– 1 o 2 cucharadas de brandy

* Para el buttercream de dulce de leche:

– 200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

– 200 gr. de azúcar glas

– 100 gr. de dulce de leche

* Para decorar:

– 1 cucharada de cacao puro en polvo

  • Preparación:

1.- Bizcochos: (para 3 moldes de 15 cm. de diámetro o 2 moldes de 18 cm. de diámetro)

Precalentamos el horno a 180º. Engrasamos los moldes con mantequilla o spray desmoldante. Reservamos.

En el vaso de la Thermomix ponemos la mantequilla, el azúcar, la sal y las semillas de vainilla. Programamos 3 minutos, a velocidad 2½. Con la espátula, separamos la crema que haya quedado en las paredes del vaso y volvemos a programar otros 3 minutos, a velocidad 3.

De nuevo, separamos la crema que haya quedado en las paredes del vaso con la espátula, programamos 2 minutos, a velocidad 3 y por el bocal añadimos los huevos de uno en uno.

Agregamos la harina con levadura y programamos 20 segundos, a velocidad 5. Terminamos de mezclarlo bien con la espátula, mediante movimientos envolventes.

Repartimos la masa a partes iguales entre los moldes, alisamos la superficie con una espátula y horneamos durante 25-30 minutos, a 180º.

Retiramos del horno, dejamos que templen durante 10 minutos sin desmoldar, desmoldamos y ponemos sobre una rejilla hasta que enfríe completamente.

2.- Almíbar:

Mientras se hornean los bizcochos, hacemos el almíbar.

Ponemos un cazo sobre la tapa del vaso, pulsamos la tecla «balanza» y echamos el agua hasta que pese 150 gr. y el azúcar hasta que pese 150 gr., también.

Añadimos la vaina de vainilla raspada y ponemos al fuego hasta que hierva, dejamos que hierva durante 3-4 minutos.

Agregamos el brandy y mezclamos con una cuchara. Retiramos la vaina de vainilla y lo colamos. Vertemos en un bol y dejamos enfriar.

Cuando los bizcochos estén templados y desmoldados, los mojamos con este almíbar y dejamos que enfríen completamente sobre una rejilla.

Los envolvemos de uno en uno en papel film transparente y dejamos reposar toda la noche a temperatura ambiente. De este modo, se mantienen jugosos y no se desmenuzan, ni rompen al nivelarlos y cubrirlos con la crema.

3.- Buttercream de dulce de leche:

En el vaso limpio y seco, ponemos la mantequilla a temperatura ambiente y en trozos y el azúcar glas. Programamos 3 minutos, a velocidad 2. Con la espátula, separamos la crema que haya quedado en las paredes del vaso.

Volvemos a programar otros 3 minutos, a velocidad 3 y cuando termine este tiempo, de nuevo separamos la crema de las paredes del vaso, con la espátula.

Añadimos el dulce de leche y programamos 2 minutos, a velocidad 3. Terminamos de mezclarlo bien con la espátula.

3.- Montaje:

Nivelamos los tres bizcochos (previamente los hemos mojado con el almíbar) para que tengan la superficie lisa y también tengan la misma altura (a mí me quedaron muy lisos y no tuve que recortarlos).

Colocamos unos de ellos sobre el plato donde vamos a servir la tarta y extendemos una capa de crema de dulce de leche. Colocamos otros bizcocho encima y hacemos lo mismo, extendemos otra capa de crema de dulce de leche y colocamos el último bizcocho encima.

Cubrimos la superficie y los laterales de la tarta con una capa muy fina de buttercream que hará de sujeta-migas. Reservamos en el frigorífico durante 30 minutos.

Pasados este tiempo cubrimos la tarta con el resto del buttercream, extendiéndolo bien con una espátula, tanto por la superficie como por los laterales. Reservamos en el frigorífico durante 30 minutos para que la crema coja consistencia.

Espolvoreamos con cacao puro en polvo, partimos en porciones y servimos.

  • Nota: si no la vamos a comer en el momento, la reservamos en el frigorífico y sacamos 1 hora antes de servirla para que esté a temperatura ambiente.
  • Fuente: Receta adaptada del libro «Boutique de Pastelería» de Peggy Porschen.
Comparte ahora en ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

28 Comentarios

  • paola

    Hola, quiero hacer esta receta en un molde de 26cm de diametro ya que quiero hacer 1 tarta sola, como serìan las proporciones?? graciasssssss

    Contestar
    • Elena

      Hola Paola, no he probado a hacerla en un molde de 26, no se cómo quedará de alta con estas cantidades. Un saludo.

      Contestar

Deja un Comentario