Rollos de brioche con tomate y anchoas

Ahora que ya podemos reunirnos 10 o 15 familiares y amigos (depende de la fase en la que estéis) y siempre manteniendo las medidas de seguridad, apetecen preparar recetas especiales para estos encuentros. 

¿Qué os parece este aperitivo o merienda? Son unos rollos de brioche con tomate y anchoas que están deliciosos. 

La receta es sencilla y aunque necesita tiempo de reposo antes del horneado, no es excesivo. Podemos dejar los rollos preparados y hornearlos justo antes del servirlos. También podemos congelarlos una vez que les cortamos. 

¡Espero que os gusten!

 

Rollos de brioche con tomate y anchoas

 

  • Ingredientes: (para 20 unidades)

* Para el relleno de tomate y anchoas:

– 1-2 dientes de ajo

– 80 g de tomate seco en aceite escurrido

– 1 cucharada colmada de orégano seco

– 6 filetes de anchoa en aceite

– 180 g de queso cremoso

 

* Para la masa:

– 130 g de leche

– 60 g de mantequilla

– 2 huevos

– 10 g de levadura prensada fresca

– 300 g de harina de fuerza

– ½ cucharadita de sal

– 20 g de azúcar

– harina para espolvorear

 

  • Preparación:

1.- Relleno de tomate y anchoas:

En el vaso de la Thermomix ponemos los ajos y programamos 3 segundos, a velocidad 7. Con la espátula, bajamos los restos que hayan quedado en las paredes y tapa del vaso, hacia las cuchillas.

Incorporamos los tomates secos en aceite escurridos y el orégano. Troceamos durante 4 segundos, a velocidad 6.

Añadimos las anchoas y el queso cremoso. Mezclamos durante 10 segundos, a velocidad 6.

Retiramos a un bol y reservamos.

 

2.- Masa:

Ponemos en el vaso la leche y 20 g de mantequilla. Programamos 1 minuto, temperatura 37º y velocidad 2.

Añadimos 1 huevo y la levadura desmenuzada. Programamos 10 segundos, a velocidad 3.

Incorporamos 300 g de harina de fuerza, ½ cucharadita de sal, 20 g de azúcar y mezclamos durante 20 segundos, a velocidad 4.

Agregamos 40 g de mantequilla y amasamos durante 3 minutos, función espiga.

 

3.- Montaje y horneado:

Ponemos la masa sobre la superficie de trabajo espolvoreada con harina, formamos una bola y la aplastamos ligeramente con las manos.

Cubrimos con un paño de cocina y dejamos reposar durante 10 minutos.

Con la ayuda de un rodillo, extendemos la masa formando un rectángulo de aprox. 30 x 54 cm.

Lo cortamos por la mitad en 2 partes de aprox. 30 x 27 cm. Untamos las 2 superficies con la mezcla reservada.

Enrollamos desde el lado corto formando 2 cilindros y sellamos el final con agua. Cortamos cada rollo en 12 rodajas de aprox. 2 cm. cada una (o un poco más) y las colocamos en 2 bandejas de horno forradas con papel de hornear.

Cubrimos con papel de hornear, presionamos cada rollo ligeramente con la palma de la mano y retiramos el papel. Pincelamos la superficie con huevo batido y dejamos reposar en un lugar cálido libre de corrientes de aire durante aprox. 45 minutos o hasta que doblen su volumen.

Precalentamos el horno a 200º.

Horneamos durante 10 minutos, a 200º, o hasta que estén dorados.

Retiramos del horno, dejamos templar durante 5 minutos y servimos inmediatamente.

 

* Fuente: Vorwerk.

Comparte ahora en ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

6 Comentarios

  • Esther

    Qué pinta tiene! Si no tenemos tiempo de hacer la masa, se puede utilizar alguna ya preparada del súper? Cuál sería la más parecida que podemos comprar?

    Muchas gracias, me encantan todos tus recetas!

    Esther

    Contestar
  • Ana

    Hola Elena, vaya pinta que tienen!!! Se podría usar la misma masa y rellenarla de canela para hacer los rollos suecos? Gracias!

    Contestar

Deja un Comentario