Revuelto de calabacín y atún

¡¡¡Ufff, qué mal llevo el cambio de hora!!!. No me gusta que anochezca tan pronto, parece que el día cunde menos y casi llegas de noche a trabajar y sales también de noche. Pero bueno, es así y ya llegará la primavera, jajaja.

Vamos con la receta de hoy, que es un receta ligera, apta para cuidarnos un poco y muy rica.

Anoche, ésta fue nuestra cena, un revuelto de calabacín, puerro y atún que seguro repetiré en breve. Sobre tostas de pan (yo he utilizado pan de centeno) está delicioso. Tenía pensado hacer una crema de calabacín, pero no me apetecía mucho un plato de cuchara para cenar e improvisando un poco, ha salido este revuelto.

Sobró una buena ración y me lo he traído para comer en el trabajo con unas rebanadas de pan tostado, ¡qué bueno!.

¡Espero que os guste!.

  • Ingredientes: (para 5 raciones)

– 1 puerro (70 gr.) cortado en rodajas (solo la parte blanca)

– 500 gr. de calabacín, con piel, cortado en rodajas grandes

– 1 cucharadita de sal

– 50 gr. de aceite de oliva virgen extra

– 1 pellizco de pimienta negra recién molida

–  2 latas de atún en aceite de oliva (de 65 gr. cada una), escurrido

– 6 huevos grandes (L)

  • Preparación:

En el vaso de la Thermomix ponemos el puerro y el calabacín y troceamos durante 4 segundos, a velocidad 5. Con la espátula, bajamos los restos que hayan quedado en las paredes y tapa del vaso hacia las cuchillas.

Añadimos el aceite y la sal. Programamos 15 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara.

Vertemos en una sartén antiadherente y lo calentamos a fuego medio-fuerte. Agregamos la pimienta, el atún escurrido y los huevos. Mezclamos bien con 2 cucharadas de madera, hasta que los huevos estén cuajados.

Vertemos en una fuente y servimos inmediatamente.

46 comentarios en «Revuelto de calabacín y atún»

  1. Esta receta me parece estupenda para cuidarse y tiene muy buena pinta! Para 2,3 raciones, si pongo la mitad de ingredientes, en cuanto crees que debo reducir el tiempo? Gracias.

    Responder
  2. Hola Elena, hago muchas de tus recetas y son estupendas, pero las que llevan calabacín normalmente sueles poner que dejemos la piel y a mí me queda la receta amarga. Por qué puede ser?
    Gracias

    Responder

Deja un comentario