Pizza de jamón, rúcula y tomates cherry

Hoy es viernes y toca pizza para cenar, ¡qué rico!

La de esta noche es esta «pizza de jamón, rúcula y tomates cherry» que preparamos bastante a menudo. Es una de las favoritas.

Si tenéis tiempo, os recomiendo siempre preparar vosotros la masa, pero si no tenéis ganas o tiempo, podéis comprar una buena masa de pizza y solo sería poner el relleno y hornear, según los pasos indicados en la receta.

¡Vamos a por un fin de semana estupendo! Para descansar, hacer deporte, estar con la familia, … y también preparar alguna receta rica, jejeje.

¡Espero que os guste!

 

Pizza de jamón, rúcula y tomates cherry, con Thermomix

 

  • Ingredientes: (para 2 pizzas medianas)

* Para la masa:

– 100 g de agua templada

– 100 g de leche entera a temperatura ambiente

– 50 g de aceite de oliva

– 20 g de levadura prensada fresca (o 1 sobre de levadura de panadería deshidratada)

– 400 g de harina de fuerza

– 1 cucharadita de sal

 

* Para el relleno:

– 250 g de tomate frito

– 250 g de mozzarella fresca (2 bolas)

– 14-16 tomates cherry partidos por la mitad

– 2 cucharaditas de orégano seco

– 120 g de jamón ibérico en lonchas finas

– 50 g de rúcula

– 70-80 g de queso parmesano en lascas

– 2 chorritos de aceite de oliva virgen extra

 

  • Preparación:

1.- Masa:

En el vaso de la Thermomix, echamos el agua, la leche y el aceite. Programamos 1 minuto, temperatura 37º y velocidad 2.

Añadimos la levadura y mezclamos durante 5 segundos, a velocidad 4.

Incorporamos la harina y la sal. Programamos 1 minuto, vaso cerrado y velocidad espiga.

Retiramos la masa del vaso y la amasamos un poco con la manos para darla forma de bola. La introducimos en un bol previamente untado con aceite y tapamos con papel film transparente también untado con un poco de aceite para que la masa nos se pegue al crecer (también podemos guardarla en una bolsa de plástico).

Dejamos reposar hasta que doble su volumen (1 hora y media o 2 horas) en un lugar libre de corrientes (por ejemplo, dentro del microondas).

 

2.- Relleno y horneado:

Precalentamos el horno a 250º.

Dividimos la masa en 2 partes (podemos dividirla en 4 partes para hacer 4 pizzas individuales) y las extendemos con un rodillo o con las manos aceitadas hasta que queden muy finas (dejamos los bordes un poco más gordos). Las colocamos en 2 bandejas especiales para pizzas o en 2 bandejas de horno.

Echamos el tomate y lo extendemos con una cuchara por toda la base; encima, ponemos la mozzarella en rodajas.

Introducimos en el horno, bajamos la temperatura a 220º y horneamos durante 20 minutos aprox., o hasta que los bordes de la masa estén dorados.

Sacamos del horno y, en cada pizza, ponemos los tomates cherry partidos por la mitad, espolvoreamos con orégano seco y repartimos las lonchas de jamón cortadas en trozos y la rúcula. Horneamos durante 4-5 minutos más, a la misma temperatura.

Según sacamos las pizzas del horno, ponemos el queso parmesano en lascas y regamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Partimos en en porciones y servimos.

- NOTA: si utilizamos la levadura de panadería deshidratada hay que incorporarla junto con la harina.

- NOTA: con estas cantidades sale una pizza grande o 2 medianas o 4 individuales.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario