Tocino de cielo

¡Este postre me encanta!, pero sí que es verdad que pocas veces lo hago porque el ingrediente principal es la yema de huevo y no es bueno tomar mucho y muy a menudo.

Creo que la última vez que lo preparé fue para una comida con amigos a finales de verano y ya tocaba repetir, jejeje

Tiene su origen en los conventos de Jerez de la Frontera. Está unido a la elaboración del vino en esa zona, donde se utilizaban claras de huevo para clarificar el mismo. Las yemas sobrantes eran llevadas a los conventos para no desperdiciarlas y utilizarlas en la elaboración de ricos postres, así se creó el «Tocino de cielo». También es un postre tradicional en otras regiones como Asturias y La Rioja.

Necesitamos 8 yemas de huevo para hacerlo, no tiréis las claras porque podemos hacer merengue, bizcochos, angel food cakes, … Las claras también podemos congelarlas.

¡Espero que os guste!

 

Tocino de cielo, con Thermomix

 

  • Ingredientes: (para 8 raciones)

– 125 g. de agua

– 250 g. de azúcar

– 8 yemas de huevo

– caramelo líquido, para el molde

 

  • Preparación:

En el vaso de la Thermomix ponemos el agua y el azúcar. Programamos 14 minutos, temperatura varoma y velocidad 2. Retiramos a un bol y removemos con una cuchara para que no se cristalice, hasta que pierda un poco de calor.

Precalentamos el horno a 180º. Introducimos en el horno una bandeja o fuente con agua donde quepa nuestro o nuestros moldes, para cocer la mezcla al baño maría.

Sin lavar el vaso, echamos las yemas de huevo y programamos 10 segundos, a velocidad 2.

Seguidamente, programamos a velocidad 2, sin poner tiempo y por el bocal vamos echando, poco a poco, el almíbar reservado.

Caramelizamos un molde de silicona para plum-cake o flaneras individuales y echamos la mezcla del vaso, pasándola a través de un colador. Tapamos el molde o moldes con papel de aluminio para que no entre agua.

Horneamos al baño maría durante 45-50 minutos, a 180º, o hasta que la mezcla haya cuajado.

Dejamos enfriar y reservamos en el frigorífico durante un mínimo de 3 horas.

Pasamos un cuchillo por el borde del molde o flaneras y desmoldamos. Servimos.

Deja un comentario